7 de cada 10 chilenos declara sufrir o haber tenido problemas y enfermedades de salud mental

De acuerdo a los resultados de la encuesta El Chile que Viene Salud 2019, siete de cada diez chilenos declara tener y haber sufrido problemas o enfermedades de salud mental, en una medición realizada a personas sobre los 13 años y pertenecientes a cuatro generaciones: los Z (entre 13 y 21 años), millennials (entre 22 y 35), X (entre 36 y 51) y baby boomers (entre 52 y 71).

  • Los trastornos neuropsiquiátricos son responsables de un 23% de la carga de enfermedad en el país.
  • Cerca de un 80% de chilenos con enfermedades psiquiátricas no está diagnosticado.
  • La cesantía es 7 veces mayor entre personas con trastornos mentales severos que entre personas sin trastornos mentales; y el 75% de los empleadores señalan tener dificultades para contratar a personas con enfermedades mentales, aunque se estén tratando debidamente.
  • Chile cuenta con la segunda mayor tasa de aumento de suicidio de los países de la OCDE, después de Corea del Sur, duplicando al resto.
  • Las licencias médicas por enfermedad mental ocupan, desde el año 2008, el primer lugar entre las causas de licencia médica. De acuerdo a FONASA, las licencias por salud mental dan cuenta del 27% de los días totales de licencias autorizados y del 30% del gasto total de las licencias médicas

Los pacientes deben ser tratados adecuadamente, pues sus enfermedades pueden traducirse en homicidios, suicidios, accidentes automovilísticos, embarazos adolescentes, consumos de substancias, VIH/Sida, abuso infantil, abuso a mujeres y otros tipos de violencia.

 A pesar de todo lo anterior, sólo un 20% de las personas afectadas por enfermedades de carácter mental en Chile tienen hoy acceso a un tratamiento médico. Y eso que Chile ya cuenta con cuatro patologías neuropsiquiátricas cubiertas actualmente por el AUGE/GES: depresión (para mayores de 15 años), trastorno bipolar (para mayores de 15 años), esquizofrenia y consumo perjudicial o dependencia de drogas y alcohol.